Tánger

Miles de años de historia humana perduran en esta ciudad, muchas veces conquistada y liberada, punto de incontables llegadas y salidas.

No en vano Tánger atrajo a muchos escritores, actores y artistas, siendo no sólo un puerto para el comercio de delicias orientales y objetos de valor occidentales, sino también un refugio para quienes se ocupaban de la cultura, las ideas y los sueños, lo que dio lugar a una amplia gama de influencias culturales. y creencias religiosas.

La antigua ciudad bereber y fenicia fue colonizada primero por los portugueses, luego por la corona española e inglesa, sin olvidar a los franceses, antes de que Marruecos obtuviera su independencia en 1957.